Juguetes Educativos y Libros para Niños – Una Necesidad Para el Desarrollo Óptimo de la Infancia

El móvil de plástico de colores brillantes cuelga perezosamente sobre la cuna del bebé. El bebé grazna mientras sus pequeños brazos balancean un sonajero de un lado a otro. En otra sala, un joven de preescolar está ocupado ensamblando las piezas de un rompecabezas y arriba, un adolescente está conquistando mundos en un videojuego computarizado. ¿Qué tienen en común todas estas actividades? Son ejemplos de niños que juegan con juguetes educativos.

Parece que un hogar con niños es un hogar lleno de juguetes. Los padres quieren que sus hijos tengan una infancia feliz y saludable. Los juguetes son una gran parte del crecimiento. Pero, con las tiendas llenas de juguetes y juegos, muchos padres empiezan a cuestionar cuáles de estos juguetes son apropiados y cuáles ayudarán a sus hijos a desarrollarse normalmente. Estas son buenas preguntas.

No hay duda de que los juguetes son una parte normal de la infancia. Los niños han jugado con juguetes de algún tipo desde que existen los niños. También es cierto que los juguetes desempeñan un papel importante en el desarrollo del niño. Los tipos de juguetes con los que juega un niño a menudo tienen una fuerte influencia en los intereses y comportamiento de los adultos del niño. Te pasamos un código descuento drim para que lo disfrutes cuando quieras

El juego consume gran parte del tiempo de un niño cada día. Es durante esta obra que los niños aprenden algunas lecciones fundamentales no sólo sobre ellos mismos, sino también sobre otras personas y el mundo que les rodea. Es a través del juego que se desarrollan física, mental y emocionalmente. El juego es esencial para el desarrollo del niño.

Los juguetes educativos son herramientas de juego diseñadas para desarrollar habilidades motoras, poderes cognitivos y emociones. Otros juguetes pueden ser simplemente divertidos. Con demasiada frecuencia, la etiqueta `educativa’ se adhiere a los juguetes, independientemente de que el juguete haya sido diseñado o no para `enseñar’ al niño una habilidad o habilidad. A veces el término se utiliza como un truco de marketing para conseguir un precio más alto.

Entonces, ¿cómo sabe un padre si un juguete es realmente un juguete educativo? La respuesta a esa pregunta es entender lo que el juguete está diseñado para enseñar o lograr.

Los niños aprenden mejor cuando el aprendizaje es divertido. Los niños aprenden en una etapa muy temprana a hacer las cosas que les gustan y a evitar las actividades que no les gustan. Casi todos los padres quieren creer que sus hijos son especiales, que se están desarrollando mental o físicamente a un ritmo más rápido que otros niños. A menudo existe la tentación de sobrecargar al niño con juguetes que están más allá de la etapa de desarrollo del niño, o de concentrarse en juguetes que estiren las habilidades del niño. La verdad es que debe haber un equilibrio entre los juguetes de desarrollo cognitivo, los juguetes basados en habilidades y los juguetes que son simplemente “divertidos” o relativamente fáciles de usar. Empujar a un niño con demasiada fuerza puede ser tan perjudicial para el desarrollo como no proporcionarle suficiente estimulación.

El móvil de plástico que cuelga sobre la cuna es una ayuda importante para ayudar al bebé a aprender a enfocar primero su visión y luego a distinguir entre formas y colores. El sonajero ayuda al bebé a aprender a identificar y determinar la fuente de los sonidos. Sacudir el sonajero desarrolla un movimiento coordinado. Tanto el móvil como el sonajero son juguetes educativos. El móvil es un juguete de desarrollo cognitivo y el sonajero es un juguete basado en habilidades.

Ejemplos de otros juguetes de desarrollo cognitivo incluyen rompecabezas, rompecabezas de palabras, tarjetas flash, juegos de dibujo, juegos de pintura, arcilla para modelar, juegos de laboratorio de química y ciencias, telescopios, microscopios, software educativo, algunos juegos de computadora, algunos juegos de video y libros para niños. Estos juguetes están etiquetados con el rango de edad del niño para el cual están diseñados. Estos son los juguetes que enseñan a los niños a identificar, tomar decisiones y razonar. Los padres inteligentes se asegurarán de que su hijo o hijos reciban juguetes apropiados para su edad.

Los juguetes basados en habilidades incluyen bloques de construcción, triciclos, bicicletas, bates, pelotas, equipo deportivo, legos, juegos de construcción, troncos de Lincoln, animales de peluche, muñecas, crayones y pinturas para los dedos. Estos juguetes enseñan a los niños las relaciones entre diferentes tamaños y formas y cómo ensamblar, colorear y pintar. Todas estas actividades son importantes para desarrollar las habilidades motoras finas y aumentar las habilidades físicas.

La seguridad de los niños es una consideración importante en la selección de juguetes basados en habilidades. Los juguetes inapropiados para la edad o el desarrollo del niño pueden crear un peligro para su seguridad. Por ejemplo, los bebés y los niños pequeños no deben tener acceso a juguetes como arcos y flechas, pistolas de aire comprimido, juguetes con bordes o esquinas afilados, partes pequeñas o sustancias que se puedan tragar o juguetes eléctricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *