Refuerzo de otoño de risotto de alforfón con setas deliciosos, crujiente de especies y protección extra de calabaza.

Durante mucho tiempo, el alforfón fue el alimento básico de algunas de las razas más fuertes y robustas de Europa, como eslavos y bretones; se cultivaba en casi en todas partes, ya que crece en cualquier tipo de suelo y necesita pocos cuidados, pero, cuenta !, no le gustan los tóxicos ni pesticidas del cultivo intensivo. Según su efecto energético sobre el organismo, es un alimento de otoño-invierno, ya que genera calor y energía y, por ello, está especialmente indicado para personas débiles o incluso con trastornos psíquicos (Depresiones, angustia, agotamiento crónico). Es interesante, además, por su alto valor proteico en comparación con otros cereales y por su contenido en rutina, un bioflavonoide o pigmento vegetal con gran capacidad antioxidante, ideal para reforzar los vasos sanguíneos y mejorar, así, la presión arterial alta, las varices o problemas circulatorios.

En alguna otra receta ya he hablado de la importancia de consumir setas. Son mucho más que una exquisitez gastronómica: son uno de los alimentos con más contenido en muchos componentes bioactivos saludables; regulan el sistema inmunitario, tonifican las articulaciones, desintoxican … Para esta receta he elegido el clásico níscalo, un hongo de color naranja-dorado, de textura robusta y de sabor intenso. Destaca su contenido en vitamina B5 o ácido pantoténico, útil para combatir el estrés y las migrañas. Es especialmente interesante en otoño por su contenido en cobre, mineral que ayuda a mantener en condiciones óptimas el sistema inmunológico, y por su abundancia en selenio, un antioxidante muy poderoso con el que podremos minimizar la degeneración celular y favorecer la desintoxicación de metales pesados.

Tradicionalmente se ha recomendado el uso terapéutico del aceite de calabaza como remedio para combatir las infecciones del intestino y los gusanos. Como es muy rico en ácido salicílico, además, puede ayudar a prevenir enfermedades reumáticas, y su contenido en minerales como el zinc lo hace especialmente útil para reforzar el sistema inmune y la salud de ojos y mucosas. Reconozco que el precio pica un poco, pero vale la pena consumirlo de vez en cuando como complemento medicinal. Además, tiene muchos ácidos grasos poliinsaturados, especialmente ácido linoleico (omega-6, LA), esencial por sus efectos protectores frente a enfermedades como el cáncer. Un risotto de otoño con propiedades extraordinarias y una textura crujiente de especies, nueces del Brasil y pipas de calabaza, que, tostadas, son un vicio!

la receta

Ingredientes para el risotto (2 personas)

  • 1 taza de alforfón
  • 2 tazas de agua mineral
  • 1 taza de setas troceados
  • cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • ¼ taza leche para montar de coco
  • sal marina
  • Un trozo de calabaza
  • Aceite de pipas de calabaza extracción en frío bio
  • cebollino fresco
  • perejil fresco

Ingredientes para el crujiente

  • Pipas de calabaza tostadas
  • Comino en grano
  • cúrcuma
  • Nueces del Brasil

preparación

  1. Pincelarlos una olla baja con aceite de oliva y saltear la cebolleta con un poco de sal marina y hasta que esté picada. Añadir el ajo picado y las setas troceadas y espere que suelten el agua y se doren ligeramente. Añadir el alforfón y tostar hasta que adquiera un poco de color y empiece a desprender aroma. Esto n’intensificarà el sabor.
  2. Añadir el agua mineral y dejar cocer a fuego medio, durante unos 25 minutos. A media cocción, añadir la leche vegetal de coco y mezclar bien con el resto de ingredientes. Cuando esté casi sin agua, cubrir con la picadura de pipas de calabaza tostadas, nueces y especies previamente trituradas (al gusto!) Y apagar el fuego para que se acabe de cocer con el calor residual.
  3. Para terminar, esparcir el cebollino y el perejil picados por encima y añadir virutas de calabaza y un buen chorro de aceite de pipas de calabaza.

Que disfrutéis; mucha salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *